Saltar al contenido
De Gimnasio

Mi primer día de gimnasio, ¿cómo empezar y qué hacer?

Es normal sentir cierto grado de nerviosismo (y en algunos casos vergüenza) cuando se acerca el momento de entrenar por primera vez en el gimnasio.

Saber que todos a tu alrededor están observándote o el miedo a equivocarte y no conocer a nadie, son factores que pueden hacerte desistir de la idea.

No obstante, para evitar que te invadan todos estos temores y que tu primer día sea todo un éxito, es necesario prepararte, y que sepas con anticipación todos los aspectos relacionados con esta experiencia, desde la ropa que debes ponerte hasta la rutina de ejercicios más conveniente.

Cómo empezar el primer día de gimnasio

Para entrenar, es fundamental tener la actitud mental apropiada.

Saber que es un sitio para adquirir conocimientos sobre las prácticas deportivas, y como en todas las fases de aprendizaje, equivocarse forma parte del proceso.

En vez de mortificarte por lo que está a tu alrededor, mejor concéntrate en los beneficios del ejercicio para la salud, la influencia positiva en el estado de ánimo y tu calidad de vida.

Todos estos elementos ayudan a superar cualquier obstáculo que surja en el camino.

Ahora bien, entras al gimnasio y te encuentras frente a una serie de máquinas que ni siquiera sabes cómo usar.

No te desanimes, a todo el mundo le pasa exactamente lo mismo la primera vez.

En este momento debes armarte de valor y preguntar a los expertos.

A simple vista pudiera parecer que cierto equipo es muy sencillo de utilizar. Pero si combinas de forma adecuada la postura, velocidad y hasta la respiración, el resultado suele ser mucho más efectivo, aparte de disminuir el riesgo de posibles lesiones por un mal uso.

Procura no copiar las rutinas de los compañeros corpulentos, aunque pareciera que saben mucho y dominan a la perfección todo lo que les rodea. Por el contrario, sigue los consejos de los entrenadores.

Lo que sí resulta muy pertinente, es socializar con los demás, actuar con naturalidad y ser amigable en todo momento. Poco a poco te sentirás completamente integrado y mucho más a gusto.

Que llevar el primer día de gimnasio

La ropa deportiva forma parte de la indumentaria que debes llevar al gym.

No hace falta exagerar con la añadidura de accesorios como muñequeras, cintas, gorras u otros, que solo te harán parecer el novato del día.

La vestimenta cómoda y el calzado suave, son la elección más sabia.

Recuerda incluir una pequeña toalla para secar el sudor y limpiar cada máquina, antes y después de usarla.

Como sabrás, a este tipo de instalaciones acuden miles de usuarios. La transpiración y humedad generan gérmenes que queremos evitar a toda costa.

La hidratación es esencial para reponer la pérdida de electrolitos durante el ejercicio, así que llevalíquido suficiente para tal fin.

Por otro lado, para minimizar la aparición de ampollas o durezas en las manos tras el uso de las pesas, se aconseja utilizar guantes apropiados para el agarre de las diferentes mancuernas.

El carné de identificación y la mochila con una muda de ropa, forman parte de los artículos que necesitas para ingresar al gimnasio y cambiarte al culminar el entrenamiento.

Rutina de ejercicios recomendada para el primer día de gym

Para diseñar rutinas extraordinarias, apóyate en los entrenadores.

Con seguridad ellos dedicarán tiempo a determinar junto a ti lo que esperas lograr y construir colectivamente la programación más realista.

No obstante, debes saber que la estructura de una buena rutina inicia con ejercicios de fuerza, denominados multiarticulares.

Estos están destinados a trabajar varias articulaciones. Posteriormente se añaden los movimientos más específicos dirigidos a determinados músculos.

Para que el organismo se habitúe poco a poco a entrenar, hay que ir despacio.

Empezar con rutinas tipo full-body, que permiten trabajar todos los grupos musculares y facilitan la adaptación al ejercicio físico regular.

Los pesos ligeros son la primera opción. Con el paso del tiempo se aumentan paulatinamente.

Aprovechemos los conocimientos de los instructores para que nos indiquen la técnica apropiada a desarrollar, empezando con los ejercicios básicos.

Cómo prevenir y aliviar el dolor muscular del primer día

El dolor muscular puede aparecer de forma inmediata o unas horas después de llevar a cabo el entrenamiento.

Lo primero que debes saber es que existen formas de prevenirlo. Para ello se recomienda seguir las siguientes recomendaciones:

  • Iniciar y terminar cada rutina con ejercicios de calentamiento y estiramiento, favorece el óptimo desempeño y minimiza la aparición de lesiones.
  • Realizar el trabajo muscular de forma escalonada, empezar de menos a más; en otras palabras, subir gradualmente la intensidad de cada ejercicio.
  • Prestar atención a las señales de tu cuerpo: si en algún punto sientes dolor, ha llegado la hora de hacer una pausa.

Maneras efectivas de tratar la dolencia

Si la dolencia se hace evidente, no queda más opción que tratarla. Una forma efectiva de hacerlo consiste en aplicar terapia de calor para incrementar la circulación sanguínea, restaurar el oxígeno y otros nutrientes de los tejidos deteriorados.

Asimismo, las compresas frías actúan para disminuir el flujo de la sangre y evitar mayores niveles de inflamación.

En ambos escenarios, es preferible buscar la asistencia de profesionales médicos cualificados para indicarte analgésicos o antiinflamatorios que mitiguen el dolor, según sea el caso. 

El consumo de carbohidratos y proteínas al concluir el entrenamiento, favorece el ingreso al organismo de la glucosa y los aminoácidos que tienen como fin restaurar la zona muscular afectada.

Consejos para el primer día de gym

Los gimnasios están diseñados para que los usuarios se sientan bien y moldeen su figura.

Conseguir que tu cuerpo luzca perfecto requiere de esfuerzo, constancia y dedicación. No esperes obtener cambios importantes en un solo día.

La misión de la primera sesión es familiarizarte con el centro deportivo, socializar con los compañeros y conocer las diferentes máquinas disponibles, así como, las técnicas adecuadas.

Es la ocasión ideal para que abras tu mente y recibas las orientaciones de los entrenadores.

Con su experiencia y recomendaciones pueden construir un plan de ejercicios perfecto para ti, con horarios y rutinas enfocadas en alcanzar el objetivo que te has planteado.

Con todos estos consejos, seguro que tu primer día de gimnasio será el mejor.